fbpx

Piloto de laberintos

Hay momentos en que el retrovisor está lleno de gotas y los caminos se hacen poco visibles. Y cuando estás ahí, solo, perdido, triste o indeciso, tienes que recordar que aunque no veas el rumbo, todo laberinto tiene su salida. Tienes que confíar en que de alguna forma las gotas cobraran sentido y aunque ahora no seas capaz de verlo, creer que por lógica de la vida, tarde temprano las cartas volverán a jugar a tu favor.

Viajero, para encontrar la ruta, a veces hay que saber perderse. Las heridas del camino cobrarán sentido al mirar por el retrovisor.

Si tomas el timón, reencuentras tu esencia de piloto, sacas a la luz la receta de tu mejor versión, levantas la mirada y vuelves a darle gasolina, de alguna forma podrás pegarte a una pared de tu laberinto y seguir la ruta hasta encontrar la salida.

Humano, cercano y humilde, experto en caídas y levantadas, tendrás el poder de conectar con más viajeros de este planeta.

Felipe Bozzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *