fbpx

Acepta

Cualquier cosa que queremos, por nuestros deseos,  afanes o intereses, es una queja. Y una queja te aleja de Dios, porque no deja que se manifieste lo que Él tiene para ti. 

¿Quieres vivir en paz?, acepta. Deja que Dios te de lo que quiera. Y de la aceptación nace la paz y de la paz surge la esperanza y de la esperanza viene el amor.
Y el amor, no se centra en ti, ni en lo que tú quieres, ni en lo que tú necesitas, ni en lo que a ti te falta o te interesa. El amor es la luz y tú debes ser la lámpara que ilumina y alcanza a los demás.
La felicidad, no está en ser el final de la cuerda que recibe lo que quiere, que alcanza sus metas o que cumple sus afanes, sino en ser el puente por donde pasa la luz. Y para eso, la única fórmula es ir a la fuente inagotable de luz verdadera.
JESUCRISTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *